Skip to main content

Vacaciones como en casa

Recordando su uso agrícola esta vivienda guarda todavía en su patio la antigua "trullola", un recipiente de piedra donde antes se recogían y decantavan los líquidos de prensar aceitunas o uvas desde el pajar.
El gran recibidor de entrada a la casa se ha mantenido, tanto para respetar la antigua puerta como para ayudar a mantener la vivienda fresca en verano, evitando el sol. La vieja puerta de madera da paso a La Turllola, una vivienda espaciosa para disfrutar en familia, perfecta para que los niños puedan entrar y salir de casa con tranquilidad sin preocuparse de que haya tránsito en la calle.

¡Reserva ahora!

Fitxa técnica

Para dormir: 4-5 plazas
  • 1 habitación de matrimonio
  • 1 habitación doble
  • Posibilidad de 1-2 plazas supletorias
Para cocinar y comer
  • Mesa de comedor para 4-6 personas
  • Nevera combi
  • Lavadora
  • Microondas-grill
  • Detergente para vajilla y estropajos
Otros
  • WIFI
  • Juegos y cuentos infantiles
  • TV con DVD y toma de cable HDMI
  • Patio exterior con barbacoa
  • Un baño completo con ducha y un aseo
La casa

Descanso a pie de calle

Aprovechando el espacio donde antaño se ubicó una pequeña tienda, y respetando los detalles que en cada piedra de la pared recordan las transformaciones que han afectado a la vivienda a lo largo de los años, la casa dispone de todas las comodidades de hoy.

Con un comedor-cocina todo abierto en la planta baja, y dos habitaciones en la planta superior, la casa es perfecta para estancias familiares en cualquier época del año.

La sala

Espacio para todos

Con muros de pidra de más de sesenta centímetros, la sala de estar generalmente se mantiene fresca en verano y caliente en invierno, y es agradable volver a casa después de un dia recorriendo la comarca. Un amplio sofá y una mesa extensible permiten disfrutar del descanso y de las comidas como si estuvieses en tu casa.

El descanso

Siestas y noches relajantes

Habitaciones grandes para poder descansar después de las excursiones y de disfrutar de todas las actividades que ofrece el Matarraña. La capacidad para cuatro personas de las dos habitaciones dobles se puede ampliar a cinco, si es necesario, añadiendo una cama supletoria o una cuna.

El patio exterior

Haciendo brasa a la fresca

Una barbacoa de obra y una bancada contra el muro de piedra emmarcan un agradable espacio exterior, donde desayunar a la fresca en las mañanas de verano. Al fondo, la "trullola" de piedra se ha mantenido en su sitio, respetando siempre la historia que ha tenido la casa a lo largo de los años.

Consulta disponibilidad y reserva ahora

Abrir chat
1
Hola, en què puc ajudar-te?