Vistas excepcionales al Parque Natural de los Puertos de Beceite

La primera noche que dormimos en la casa, en pleno invierno, despertamos con el espectáculo del rocío nublando los campos al evaporarse. Las impresionantes Rocas de Benet al fondo y la magia de primera hora de la mañana dibujaban un paisaje de sueño.

Les Roques es una vivienda que ocupa la parte más alta de la casa, donde antes hubo el palomar y el granero. Con un comedor en el que mandan las arcadas frontalescon vistas a los Puertos y la chimenea que da calidez en invierno, es una vivienda perfecta para disfrutar y dejar volar la mente.

¡Reserva ahora!

Fitxa técnica

Para dormir: 4-5 plazas
  • 1 habitación de matrimonio
  • 1 habitación doble
  • Posibilidad de 1-2 plazas supletorias
Para cocinar y comer
  • Mesa de comedor para 4-6 personas
  • Nevera combi
  • Lavadora secadora
  • Microondas-grill
  • Deterjente para vajillas y estropajos
Otros
  • AC en el salón-comedor
  • WIFI
  • Juegos y cuentos infantiles
  • TV con DVD y toma de cable HDMI
  • Chimenea
  • Un banyo con ducha
La casa

Disfrutar del campo y el entorno

Con un comedor muy espacioso y dos habitaciones dobles, Les Roques es una casa en la que descansar i dejar pasar las horas disfrutando de la naturaleza y del entorno. Una vivienda hecha bajo cubierta, con paredes de piedra, techos de madera y vigas viejas que le aportan un encanto único y dejan siempre una sensación acogedora.

La sala

Arcadas que enmarcan el paisaje

Abierta a las vistas hacia los Puertos de Beceite y Horta de Sant Joan la sala de estar es un espacio acogedor, con techos inclinados de madera y una chimenea. Ya sea veranos o invierno, aquí se pueden deijar pasar las horas, viendo las llamas danzar cuando hace frío o si hace calor, sintiendo la brisa que se levanta cada tarde.

El descanso

Cuando madrugar tiene premio

Levantarse temprano en esta casa, especialmentelos días de invierno, supone disfrutar de momentos espectaculares, cuando el campo amanece y los primeros rayos de sol evaporan el rocío. Noches de descanso, sin ningún ruido, se rematan con un paisaje de sueño con el primer café.

Consulta disponibilidad y reserva ahora